Los embarcaderos flotantes

Los embarcaderos flotantes, se suelen realizar de acuerdo con las leyes internacionales vigentes (BS 6349, AS 3962-2001 3962-2001 y 4997-2005, UFC 4-152-01) y las directivas de la PIANC para las instalaciones portuarias para la navegación de recreo (capacidad mínima garantizada: 2kN/m², estabilidad lateral cuando la carga está en la mitad del suelo: 1,5 kN/m², por encima de 5 cm de borde libre residual). Todas las dimensiones (anchura, longitud, borde libre, capacidad, cargas, desplazamiento) los embarcaderos flotantes, pueden modificarse para adaptarse a las necesidades del cliente.

 

 

 

 

Los embarcaderos flotantes se fabrican para cualquier lugar del mundo

El robusto armazón de estos pantalanes flotantes, se suele fabricar con perfiles S235JRG2 UNI EN 10027 de acero galvanizado en caliente (conforme a la ley EN ISO 1461). Los perfiles de acero se arriostran y ensamblan mediante el proceso de soldadura MAG (Metal Active Gas). Montados sobre flotadores de clase 1 (es decir, incombustibles, el equivalente italiano de las clases europeas A1 y A2) y con un núcleo de EPS de célula cerrada autoextinguible que los hace insumergibles, estos pantalanes están encerrados en un armazón de hormigón diseñado para entornos XS3 y están reforzados con fibras y barras de acero inoxidable arriostradas vertical y horizontalmente con malla soldada. El hormigón está conectado al armazón superior con varillas roscadas de acero inoxidable resistentes y fiables. Las barras de acero inoxidable de refuerzo se insertan en ranuras específicas en las capas de poliestireno y tienen una cubierta de barras de al menos 2,5 cm de grosor.

 

 

 

 

El grosor de la superficie de los embarcaderos

El grosor de la superficie de pisado de los pantalanes flotantes es de 20 mm. La superficie está formada por listones de madera con bordes redondeados y ranuras antideslizantes (también es adecuada para caminar descalzo). La madera naturalmente resistente (Balau Amarillo, Itauba o Ipé), que cuenta con la certificación FSC (Forest Stewardship Council), tiene las propiedades físicas exigidas por la normativa vigente (EN 350/2) y las propiedades mecánicas exigidas por la ley alemana DIN 68-364. Se suele atornillar con tornillos planos (avellanados) de acero inoxidable TORX en largueros de madera de Cumarú o Azobé de 50×50 mm.

 

 

 

 Los embarcaderos flotantes, pueden modificarse para adaptarse a las necesidades del cliente y se fabrican para cualquier lugar del mundo.

 

 

 

Las ranuras dobles de los laterales, que están cubiertas por los mismos listones utilizados para la superficie de pisado, son adecuadas para las tuberías y los conductos de cables (para instalaciones de agua y eléctricas, con un diámetro máximo de 60 mm). El acceso y el montaje son rápidos y seguros.

 

 

 

 

Sistemas de montaje de los embarcaderos

Para unir las barras equipadas con cáncamos al sistema de anclaje, se suelen utilizar cadenas resistentes de acero inoxidable galvanizado en caliente (sección circular de la cadena > 30 mm). Las barras están pre-soldadas al marco principal en las esquinas exteriores del embarcadero. Están diseñadas para resistir fuerzas de tracción superiores a 25 kN.

Las uniones que suelen conectar los muelles flotantes (y los no flotantes), están formadas por cuatro pivotes de acero con dispositivos elásticos para compensar los esfuerzos de flexión y torsión, así como las tensiones causadas por la tracción y la compresión.

 

 

 

 

 

Acabados en madera

Las defensas (95×30 mm) tienen bordes redondeados de madera dura tropical naturalmente resistente (Iroko, Itauba o Ipé) y tienen las propiedades físicas exigidas por la norma EN 350/2 y las propiedades mecánicas exigidas por la ley alemana DIN 68-364. A petición, se puede añadir polipropileno impreso con materiales anti-UV.

 

 

Fuente: embarcaderos flotantes https://marineluxury.es/muelle-flotante-y-embarcaderos/