Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

La letra pequeña de las mejores hipotecas

mejores hipotecasAquello de las letras pequeñas en los contratos, que tanto repetían nuestros progenitores, es algo a lo que nos hemos habituado parcialmente. No obstante, con las nuevas hipotecas económicas ocurre algo curioso en tanto que la letra pequeña no es tal, o bien al menos no lo es como hasta el momento.
Esto no quiere decir que no haya que proseguir prestando atención a las condiciones particulares, y como es lógico siempre y en toda circunstancia debemos tener muy presente la letra pequeña de nuestro contrato hipotecario, no obstante, hoy en día hay otros factores, no reflejados en la letra pequeña, quizás más que determinantes en el momento de acceder a las mejores hipotecas.

Quién puede y quién no

Es indiscutible, las hipotecas al día de hoy son considerablemente más asequibles que hace 4 años y desde entonces más económicas, aún de lo que preveíamos al principio de 2.015. Contratar una hipoteca, sobre el papel es más fácil, en tanto que nos hallamos frente a una bajada extendida de los diferenciales que habitualmente ya han descendido por bajo del 1,5 %, en el caso de las hipotecas variables, y presentan intereses realmente atractivos aún bajo el tres por ciento en el caso de ciertas hipotecas a tipo fijo, hay que rememorar que actualmente en las consideradas veinte hipotecas más económicas del mercado más de doce son ya de tipo fijo, un porcentaje realmente notable en comparación a lo que representaba hace tan solo un año.

A lo precedente, debemos sumar la apertura de determinadas cuestiones que apretaban mucho la contratación de las hipotecas, por servirnos de un ejemplo la minoración de la demanda sobre el importe de ingresos mensuales mínimos. Recordemos, que muchas de las hipotecas que mejor propuesta efectuaban hace tan solo doce meses, no obstante, no se demandaban ingresos mensuales mínimos sobre los 2.500 o bien 3.000 €, una cantidad efectivamente no al alcance de todos y cada uno de los bolsillos.

En teoría, entre este supuesto abaratamiento y la rebaja del costo de las hipotecas, el fantasma de quienes pueden contratar las ha aumentado, y no obstante no es enteramente cierto, aquí entra en juego esa letra pequeña no definida mas muy influyente.

Valores de tasación, vinculación, productos en paralelo…

Si echamos una ojeada a las mejores hipotecas del mercado, vamos a empezar a comprender meridianamente lo que deseamos reflejar, clic aqui. Para comenzar debemos tener en consideración que ninguna entidad nos ofrece en esta clase de hipotecas alén de un valor de tasación del 80% a financiar. Debemos tener en consideración que el valor de tasación responde a medida de mercado, no obstante el coste de la residencia quizás no corresponda a esta medida de mercado, esta diferencia que otorga podíamos ocuparla mediante los préstamos personales incorporados, en la actualidad se hace prácticamente imposible con lo que ya tenemos la primera letra pequeña: prosigue siendo preciso el ahorro personal y el aporte de una cantidad determinada para una operación limpia y sin inconvenientes.

Otra cuestión a tener muy en consideración, es el incremento de los gastos. Si bien no parezca relevante, la verdad es que han aumentado los gastos asociados a la adquisición incluyendo impuestos, tasación, etcétera… conforme, puede no ser relevante separadamente, más en el conjunto de las operaciones tienen su repercusión y asimismo deben ser contestados.

Otro elemento fundamental es la vinculación. Los niveles de vinculación demandados actualmente para esta clase de hipotecas asequibles, son muy elevados. Normalmente aparte de suscribir la hipoteca, tendremos que suscribir un seguro de vida, seguro para hogar, efectuar determinadas aportaciones a productos de ahorro, aparte de como es natural domiciliar la nómina, contratar tarjetas etcétera… Todo esto en conjunto, supone un costo que quizás el usuario no aceptara en otro caso, y es en consecuencia un incremento del conjunto del gasto con relación a la hipoteca quizá no aguardado.

Finalmente, no debemos obviar que pese a que los requerimientos mínimos de ingresos para la contratación hayan disminuido, estos difícilmente bajan de los 2.500 o bien 2.000 euros en el mejor caso, con lo que prosiguen siendo un nivel de demanda parcialmente esencial, si tomamos en cuenta todos y cada uno de los datos precedentes

Be the first to comment on "La letra pequeña de las mejores hipotecas"

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*