¿El COMPARADOR DE las HIPOTECAS variables?

mejores hipotecas

Hoy en día, con un comparador de hipotecas, encontrarás las mejores hipotecas variables, que aplican un diferencial de entre el 0,90 % y el 1 %, si bien en algunas ofertas se puede llegar a superar el 2 %. No obstante, estas tendencias cambian con el paso del tiempo: por servirnos de un ejemplo, lo frecuente hace dos o bien tres años, era que la mayor parte aplicase un diferencial que rondaba el dos-tres por ciento. Y ya antes de la crisis, llegaron a comercializarse préstamos para la adquisición de residencias con diferenciales bajo el 0,5 por ciento.

En el momento de saber, si el interés de cualquiera de las ofertas de hipotecas variables que hay en el mercado es interesante, no sólo debes tener en consideración qué dinero vas a pagar cada mes. Así mismo, es esencial que uses un simulador de hipotecas para saber si, caso de que el euríbor volviese a subir, serías capaz de abonar sin inconvenientes la financiación que cada entidad pone a tu disposición.

Con un simulador de hipotecas como el de Ferco Gestion, vas a poder conseguir mucha información de utilidad, si te propones financiar la adquisición de una residencia. Por poner un ejemplo, vas a poder preguntar de qué forma evolucionaría tu cuota mensual en dependencia de la evolución del euribor, o bien si el importe que deberías solicitar al banco, te producirá una deuda que eres capaz de aceptar.

 

El comparador de hipotecas, te sirve para poder conocer en el momento las hipotecas del mercado que más te puedan interesar dependiendo de tu situación económica

 


¿Qué comisiones se pueden cobrar en las hipotecas variables?

Los costos de las hipotecas son múltiples: algunas de ellas se abonan al firmar la operación; otras, durante la vida del préstamo; y otras, cuando el plazo fijado está a puntito de llegar a su fin.

Cuando se contratan ofertas de hipotecas variables, es frecuente que un banco cobre dos tipos de costes: la comisión de apertura y la de estudio. La primera, sirve para compensar al banco por todas y cada una de las gestiones que ha debido hacer para poner el dinero a disposición del usuario y, habitualmente, llega a ser el 0,5 por ciento -1 por ciento. Por eso, se considera como uno de los grandes gastos que hay que aceptar cuando uno decide contratar un préstamo para adquirir un inmueble.

Por su lado, la comisión de estudio se cobra por las gestiones que ha hecho la entidad para poder examinar el perfil del cliente del servicio y su solvencia. Gracias a esta clase de análisis, las entidades pueden revisar si las personas que solicitan ofertas de hipotecas variables, van a ser capaces de seguir asumiendo el costo que implica adquirir una casa.

Por otra parte, durante la vida del préstamo (o bien llegado el final) el usuario podría tener que enfrentarse a alguna comisión más. Una de ellas es la comisión por novación, que es la que se cobra cuando el consumidor desea hacer cambios en los contratos de las ofertas de hipotecas variables. Esto es, cuando desea alterar cuestiones como el capital que ha pedido, el plazo en el que va a devolver su deuda, las condiciones del tipo de interés que paga, el sistema de amortización utilizado o bien las garantías personales que tiene. En todos estos casos, las entidades pueden cobrar a sus clientes del servicio la cantidad que deseen oportuno, con una excepción: que el cambio se refiera a la ampliación del periodo de devolución de la deuda. En un caso así, la normativa actual establece que no se puede cobrar más del 0,1 por ciento de la cantidad que quedase por devolver al banco.

Fuente: http://www.fercogestion.com/es/comparador-hipoteca/

Sé el primero en comentar en «¿El COMPARADOR DE las HIPOTECAS variables?»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*